Insomnio y sus tratamientos

0
244

Por Rachel Reiff Ellis

Los médicos pueden ofrecer varios tratamientos para el insomnio. Dependiendo del tipo de su condición y qué tan grave sea, su médico puede sugerir nuevos hábitos de sueño o cambios en el estilo de vida primero antes de pasar a la terapia con un profesional de la salud mental y luego a los medicamentos.

Cuando tiene insomnio primario, significa que tiene problemas para dormir debido al insomnio en sí mismo, y no a una condición de salud o algo que sucede en su vida. El insomnio secundario es el resultado de otro problema, como una condición médica o abuso de sustancias, que interrumpe su sueño.

También puede tener insomnio a corto plazo, provocado por un cambio de horario u otra fuente de estrés. O su insomnio puede ser crónico, lo que significa que está en curso.

Cambios en el estilo de vida

A veces, los cambios en el estilo de vida son suficientes para recuperar el sueño. Otras veces, es posible que necesite un tratamiento adicional. De cualquier manera, lo más probable es que lo primero que su médico le diga que haga sea adoptar buenos hábitos de sueño.

Pueden sugerirle que:

Mantenga un horario de sueño estricto. Acuéstese y levántese lo más cerca posible a la misma hora todos los días.

Ser activo. El ejercicio regular promueve un mejor sueño. Trate de hacer ejercicio al menos unas horas antes de acostarse. A veces, cuando hace ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse, puede mantenerlo despierto.

Curva las siestas. No dejes que el sueño diurno te robe el sueño nocturno. Si necesita su siesta, manténgala por debajo de los 30 minutos y termínela antes de las 3 p. m.

Sáltate la cafeína. Los efectos pueden durar horas, así que si tienes que hacerlo, asegúrate de que sea temprano en el día.
Coma ligero antes de acostarse. Una barriga llena puede mantenerte despierto.

Crea un espacio cómodo para dormir. Haz que sea oscuro, silencioso, fresco y libre de dispositivos electrónicos.

Tenga un ritual antes de acostarse. Encuentre una rutina que lo ayude a relajarse, como un baño tibio, música suave o leer antes de acostarse.

Terapia conductual cognitiva para el insomnio (CBT-I)

Si los hábitos de sueño saludables no le permiten dormir lo que necesita, su médico puede sugerirle una terapia cognitiva conductual para el insomnio (CBT-I). Este es un tipo de terapia de conversación que puede ayudar a cambiar la forma en que piensa sobre el sueño para que pueda obtener más. Los médicos generalmente recurren a la TCC-I para tratar el insomnio antes de probar medicamentos.

CBT-I te enseña diferentes técnicas para mejorar el sueño, que incluyen:

Control de estímulos. Su terapeuta se asegurará de que tenga buenos hábitos de sueño.

Técnicas de relajación. La respiración profunda, la relajación muscular y la biorretroalimentación son formas de poner su cuerpo en el estado adecuado para dormir.

Restricción del sueño. En este método, te quedas fuera de la cama y no te permites dormir hasta una hora preestablecida, por lo que tu cuerpo está privado de sueño y te sientes más cansado la noche siguiente.

Vigilia pasiva. En lugar de tratar de dormir cuando te metes en la cama, tratas de permanecer despierto con la esperanza de “engañar” a tu cuerpo para sacarle la ansiedad habitual que acompaña a tratar de conciliar el sueño.

Terapia de luz. Si se duerme demasiado temprano y se despierta demasiado temprano, una caja de luz o luz natural puede ayudar a retrasar el reloj interno de su cuerpo.

Puede recibir CBT-I solo o en grupo. Por lo general, irás de cuatro a ocho sesiones.

Medicamentos

Su médico puede ayudarlo a seleccionar un medicamento de venta libre o recetarle una pastilla para dormir. Los medicamentos recetados para dormir pueden ayudarlo a conciliar el sueño, permanecer dormido o ambos. El objetivo es tomarlos el tiempo suficiente para volver a dormir. No debe usar la mayoría de los medicamentos para dormir más allá de unas pocas semanas. Por lo general, no son una buena opción si tiene insomnio a largo plazo.

Ayudas para dormir de venta libre

Puede obtener algunos medicamentos para dormir sin receta médica. La mayoría de los medicamentos de venta libre contienen antihistamínicos, que provocan somnolencia. Pero no deberías usarlos a largo plazo. Los efectos secundarios comunes de estas opciones incluyen somnolencia diurna, mareos, confusión, disminución de las habilidades de pensamiento y dificultad para orinar, especialmente en adultos mayores. Hable con su médico o farmacéutico para asegurarse de que sea seguro tomar un antihistamínico junto con cualquier otro medicamento que pueda usar.

Opciones Complementarias y Alternativas

Varios suplementos dietéticos y terapias alternativas pueden ayudarlo a conciliar el sueño y dormir profundamente. Éstas incluyen:

Meditación

Yoga o Tai chi

Acupuntura

Suplementos dietéticos como la melatonina o la valeriana

Comienza el año con la energía necesaria para emprender el nuevo año y el covid, entrena, haz ejercicio para que tu mente y cuerpo se fortalezcan y puedan alcanzar ese estado de relajación que necesitas para poder dormir, entrena en el Templo Shaolin de México, tenemos tai chi, qi gong y kung fu, visita la siguiente página:

Clases de Kung Fu, Tai Chi y Qi Gong.

Fuente: https://www.webmd.com/sleep-disorders/insomnia-treatment

Fuente:

American Academy of Sleep Medicine: “Insomnia.”

Mayo Clinic: “Insomnia.”

UpToDate: “Overview of the treatment of insomnia in adults.”

American Family Physician: “Treatment Options for Insomnia.”