¿Qué más se puede hacer para aliviar el dolor?

0
115

Por  Melinda Ratini

Activa tu cuerpo

Puede probar la terapia activa, que se basa en la idea de que el tipo correcto de ejercicio puede reducir las molestias y aumentar la flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la función.

Algunas de estas técnicas combinan el movimiento con la atención plena. La idea es que al calmar la mente, el cuerpo es menos sensible al dolor.

El tipo específico de ejercicio o entrenamiento que será más efectivo para usted depende de la fuente de su dolor. Su médico o fisioterapeuta puede ayudarlo a diseñar el mejor programa para usted.

Entrenamiento funcional: estos son ejercicios diseñados para ayudarlo a realizar actividades diarias simples como levantar, cargar, empujar, tirar, alcanzar y agacharse. Incluyen cosas como sentadillas y estocadas.

Tai chi: este ejercicio de bajo impacto implica movimientos lentos y fluidos que se coordinan con respiraciones profundas. Se cree que mejora la conexión cuerpo-mente.

Qi gong: esta práctica de movimiento chino puede ayudar a mejorar la concentración, la postura, el equilibrio, el rango de movimiento y la confianza.

Yoga: esta antigua práctica, que combina posturas físicas y movimiento, ejercicios de respiración y meditación, ha demostrado su eficacia para determinadas condiciones de dolor.

Entrena tu cerebro

El dolor se siente a través de sus sentidos y sus emociones. Si puede calmar y relajar su cerebro, puede afectar la forma en que se procesa el dolor y es posible que se sienta mejor. Puede interrumpir el ciclo con técnicas psicológicas y conductuales.

Terapia cognitivo-conductual: este enfoque de la mente sobre la materia es la terapia psicológica mejor estudiada y más eficaz para el dolor. Le ayuda a adquirir las habilidades para identificar y cambiar los pensamientos negativos, lo que a su vez disminuye las emociones negativas. Aspira a tener un mejor control sobre sus emociones para poder controlar su malestar.

Intervenciones mente-cuerpo: estas técnicas de relajación pueden ayudarlo a controlar su dolor. Incluyen cosas como biorretroalimentación, meditación, imágenes e hipnosis.

Entrenamiento para evitar el miedo: es posible que tenga miedo de mover su cuerpo de una manera que cause dolor o una nueva lesión. Esto es común en personas con dolor prolongado. Con la terapia, puede superar este miedo y aumentar sus actividades.

Sueño adecuado: puede ser difícil descansar lo suficiente si tiene dolor constante. Si no obtiene lo suficiente, puede empeorar el dolor. Así que averigüe qué le ayudará a dormir lo que necesita. Puede evitar las siestas, tener una rutina para la hora de acostarse o ajustar la temperatura de su dormitorio para comenzar.

#taichi #qigong #estrés #dolor #dolorcrónico

El dolor físico pude llegar a ser tan estresante que ocasiona una reacción en cadena con otras partes del cuerpo y de la mente principalmente,; por lo general tratamos de controlar el dolor con medicamentos que nos sean eficaces dado que queremos que desaparezca el dolor lo más rápido, pero podemos tener algunas alternativas más como la meditación mente-cuerpo. En el Templo Shaolin tenemos Tai Chi-Qi Gong y Kung Fu, visita nuestra página para conocer las sedes que tenemos el la CDMX y Toluca:

Clases de Kung Fu, Tai Chi y Qi Gong.

Fuente: https://www.webmd.com/pain-management/tens-for-chronic-pain