Energía interior.. Chi

0
249

Por David Stainko 

Los ejemplos incluyen el aliento de vida, la vida o la energía vital o, a menudo, la energía interior. Según numerosas leyendas y escritos, la idea se refiere a una energía específica que se almacena en nuestro interior, así como en otros seres vivos, es decir, animales y plantas, y se considera de vital importancia. Esta es la razón por la que a menudo se le llama energía vital o vital (bioenergía, bios = vida + energía).

Ese vital, es decir, la energía vital, se considera tal durante más de 5000 años. En muchos países, la gente ha examinado y explicado su importancia para el cuerpo humano, por lo que tiene su poderosa implicación en varias áreas filosóficas, religiosas, astrológicas, médicas, culturales, científicas y de otro tipo del aprendizaje y estudio humanos. Desde el comienzo mismo de la aparición de las artes marciales, se ha mencionado la energía vital que se almacena en el cuerpo humano y, por lo tanto, la hemos llamado energía interior.

Se considera que el conocimiento sobre la energía interior se utiliza exclusivamente en las artes marciales orientales de China, Corea, Japón, Mongolia o India, razón por la cual se conocen nombres populares por los que se reconoce la energía vital, como C’hi, Ki, Prana y, a veces, el Término griego Pneuma. Tales descubrimientos son incompletos y no corresponden a su estado actual.

Para saber más sobre la interpretación de la energía vital, ciertamente necesitamos volver a la historia antigua.

Los antiguos egipcios eran conscientes del fenómeno de cierta energía en el cuerpo humano y lo consideraban un regalo de Dios y lo llamaban KA. Las estatuas de esa deidad sostenían sus brazos hacia el Sol debido a la creencia de que esa energía muy humana la entregaba el Sol. Varios pueblos antiguos llamaron a esa misma energía vital SEKHEM. El griego antiguo usaba el término popular PNEUMA (aliento o espíritu). Los judíos usan el término RUAH (aliento de vida). En las partes del norte de África, diferentes chamanes llamaron a esa energía NUM. En Polinesia y en Hawái se usa el nombre MANA. Los antiguos alemanes y celtas llamaron a esa energía DO según su dios Donar (Thor). En Gallia, los druidas usaban el término TARAN según uno de sus dioses. Los nativos americanos tenían varios nombres para ello: MANITU, ORENDA, WAKAN TANKA. En Australia, los antiguos aborígenes también conocían este fenómeno, así como muchos otros pueblos.

Para denotarlo, las artes marciales suelen utilizar los siguientes términos: chino C’HI (QI), japonés KI, coreano GI, vietnamita KHI, en Tibet LUNG (Budismo), en India PRANA (Sánscrito, Hinduismo, pra + ana = antes + aliento), así como la palabra griega PNEUMA.

En la cultura tradicional china, QI o CHI se considera la base. Además, en la cultura japonesa, el KI significa el término para energía vital (de vida) o respiración (el aliento de vida o energía espiritual) que fluye a través del cuerpo y el medio ambiente y es parte de todo lo que existe.

El término CHI se ha mencionado en la filosofía y la astrología chinas desde sus primeros días. El ideograma para CHI se hizo combinando el símbolo del vapor (气) que se eleva sobre el arroz (米) que se está cocinando. Ese ideograma (símbolo) chino, así como su mismo nombre, fue interpretado de manera diferente por varios filósofos, astrólogos, monjes, médicos y maestros de artes marciales.

La pregunta básica sobre la que varios filósofos chinos (y no solo ellos) han reflexionado es si CHI existe independientemente de la materia, es decir, si CHI (energía vital) existe gracias a la materia o si la materia existe gracias a la energía vital. Un grupo de filósofos creía en la materia, sin embargo, otros pensaban que toda la materia era una ilusión. Según algunas teorías filosóficas de Confucio, los filósofos chinos más recientes piensan que la energía vital, es decir, CHI, es una extensión de la materia.

Incluso el ideograma de CHI es cuestionable para muchos y, por lo tanto, se interpreta de diferentes maneras. Entre otras cosas, se establece una conexión con otros aprendizajes bien conocidos en la cultura china (por ejemplo, Feng Shui) y su comprensión de los elementos básicos de la vida (un término para diferentes transformaciones energéticas vitales para crear vida). Estos son los cinco elementos que son cruciales para crear vida: madera, fuego, metal, agua y suelo. Sin embargo, estos elementos son una conexión con ciertas estaciones del año, así como con una famosa tesis filosófica – el principio de dualidad – yin y yang (hombre – mujer, luz – oscuridad, calor – frío, etc.).

Es interesante que incluso en la antigua Grecia los filósofos pensaban que los cinco elementos eran necesarios para crear vida. Sin embargo, la diferencia fue que incluían éter (aire) en lugar de madera y viento en lugar de metal. Existe la posibilidad de que ambas culturas estuvieran equivocadas. Está claro que el ideograma CHI muestra cómo se debe tener leña para poder hacer fuego, se debe poner una olla (de metal) en ese fuego y debe haber agua dentro de la olla. El agua también contendrá arroz (como producto del suelo) y por encima de él, como resultado del calor, es decir, cocinar el arroz, emite vapor (éter). Cuando todo esto se suma, se revela una respuesta simple a la cantidad de elementos básicos de la vida: hay seis.

El conocimiento sobre CHI – energía vital se ha utilizado en la medicina tradicional china desde sus inicios, y se cree que este conocimiento está conectado con ciertos aprendizajes de la cultura y la medicina indias. Según ellos, los antiguos médicos chinos creían que la energía vital, es decir, el CHI se mueve a través del cuerpo humano pasando por doce canales básicos: los meridianos. Así es como, con la ayuda de la medicina india ajurveda y la medicina tibetana, se creó uno de los principales métodos médicos de la medicina china: la acupuntura (lat. Acus – aguja, pungere – aguijón, pinchazo). Es una técnica terapéutica que utiliza una aguja para pinchar puntos específicos de la piel del paciente con el fin de establecer un equilibrio de energía vital (vital) CHI que fluye a través del organismo.

El término CHI (QI, KI, KHI) está estrechamente relacionado con las artes marciales y se considera uno de los principales aprendizajes necesarios para practicar varios estilos de artes marciales orientales. En todas las artes marciales orientales, no se cuestiona la existencia de energía vital (vital) CHI. El conocimiento y el uso de la energía vital CHI en la práctica de ciertas artes marciales tiene uno de los roles más importantes, especialmente en aquellas artes marciales que tienen un sistema llamado “interno” de lucha (nei chia), por ejemplo, Tai chi chuan. , QI gong o en Japón KI – aikido.

El mismo término de energía CHI (QI, KI, KHI) que se usa en las artes marciales a menudo se presenta de manera incorrecta y se debe a que a menudo está mistificado y conectado con algo antinatural o, mejor dicho, sobrenatural. Muchos libros o artículos a menudo asignan adjetivos de energía CHI como energía secreta, misteriosa, inexplorada, inexplicable, superpoderosa o incluso mortal.

Surge una pregunta lógica. ¿Realmente podemos llamar a algo misterioso, inexplorado, inexplicable o secreto en el siglo XXI? Hoy en día podemos decir que sabemos mucho sobre la energía CHI, aunque no todo.

Para comprender esta energía, primero debemos tener algunos conocimientos básicos sobre la energía en general. Un aprendizaje nos enseña cómo una forma de energía puede convertirse en otra forma y así existen las energías química, eléctrica, térmica, mecánica, de radiación y nuclear.

Es cierto que los hombres drenan una cantidad de energía del sol, así como del entorno que les rodea. Sin embargo, sólo una milmillonésima parte de la energía emitida por el Sol llega a la Tierra. La energía solar se emite a la Tierra en forma de ondas electromagnéticas o radiación que incluye formas de ondas ultravioleta, infrarroja, de rayos X, gamma y de radio. La radiación de calor es una radiación electromagnética del cuerpo que existe a una temperatura por debajo del cero absoluto. Como toda materia, el cuerpo humano irradia radiación electromagnética, pero principalmente en el área de la radiación infrarroja. Entonces, si observamos el cuerpo humano con dispositivos infrarrojos, deben ser sensibles en el área de 7000 a 14000 nm. La energía total que irradia un hombre en un día es de alrededor de 9 mj o alrededor de 2000 kcal.

Para funcionar, una persona necesita compensar esta energía perdida con alimentos. La comida es una fuente de energía necesaria para el organismo humano: para que los músculos funcionen, las glándulas excreten, las fibras nerviosas y musculares para mantener el potencial de membrana, las células para construir sustancias y la digestión para absorber los alimentos. La fuente básica de energía del cuerpo es el ATP (trifosfato de adenosina). Químicamente hablando, es una molécula formada por adenina, ribosa y tres residuos fosfatados. Cuando la molécula de ATP se desmorona, uno de los radicales fosfáticos se separa, que es la forma en que se produce la energía. Esta energía es utilizada por nuestros músculos.

Para comprender mejor CHI (QI, KI, KHI), es decir, la energía vital, necesitamos saber lo siguiente:

“Todos los procesos químicos en el cuerpo, hasta el nivel del ADN, están dirigidos por energía, es decir, campos electromagnéticos que resultan del flujo de iones cargados”.

Biofísico británico – P.E. Rapp, 1979

“Cada célula de nuestro cuerpo emite radiación electromagnética. Esas radiaciones son de diferentes frecuencias y se comunican mutuamente al permitir las funciones normales del cuerpo. La enfermedad ocurre cuando algo debilita y distorsiona esa radiación. Si queremos curar la enfermedad, la radiación debe volver a su estado normal “.

Científico e ingeniero ruso – G. Lakhovsky, 1930

En 1939, una pareja rusa S.D. Kirlian y V. Kirlian descubrieron accidentalmente cómo fotografiar un campo energético que puede verse como un reflejo alrededor del cuerpo. Todavía no se sabe del todo si esas fotos muestran bioplasma (cuerpo energético) o una corona, es decir, el reflejo del campo eléctrico en los bordes del cuerpo, una combinación de los dos o algo más. La fotografía de Kirlian muestra una energía vital, es decir, el CHI de la criatura (QI, KI, KHI) o la matriz energética de un cuerpo.

LAS CINTAS RECUPERADAS DE KIRLIAN | La Cueva de Chauvet

En 1990, el Dr. Kilner fotografió un campo energético humano y lo llamó “Aura”. El Dr. Reich llamó a ese campo energético humano “Orgon”. El Dr. De La War y el Dr. Drown inventaron un instrumento mediante el cual se puede detectar la radiación energética de los tejidos vivos.

Los descubrimientos de los antiguos filósofos, médicos e incluso maestros de artes marciales son iguales a las conclusiones de los científicos y médicos de hoy: para curar una enfermedad, necesitamos equilibrar el poder vital energético, es decir, el CHI. Las curas y métodos bien conocidos que funcionan para lograr tales objetivos son: homeopatía, acupuntura, masaje shiatsu, bioenergía, reiki, terapia de color y sonido, feng shui, ciertas ramas de la psicología e incluso la práctica espiritual: oración, meditación, etc.

Para comprender mejor la energía vital CHI, necesitamos conocer algunos descubrimientos en el área de la física cuántica. Los filósofos antiguos deseaban conocer parte de la información y los conocimientos que tenemos hoy.

Si echamos un vistazo al cuerpo con un microscopio electrónico, veremos que está compuesto por células. Las células se dividen además en moléculas, las moléculas en átomos, los átomos en protones, neutrones y electrones y están compuestas por las llamadas partículas, quarks que están formados por hilos de energía vibrante, es decir, ondas. En otras palabras, todo lo que existe está compuesto por ondas energéticas. Su movimiento y vibración hace que las cosas se vean como sólidas.

Aunque se explicaron algunos problemas con este descubrimiento, todavía existen muchas incertidumbres gracias a las cuales la energía vital CHI es difícil de explicar y definir por completo. Por ejemplo, el cerebro humano promedio pesa alrededor de 1,4 kilogramos, tiene 100 mil millones de neuronas y produce de 10 a 23 W de energía, que es suficiente para encender una bombilla. Además, es explorado por más de 2 millones de científicos en todo el mundo y sigue siendo uno de los mayores misterios de todos los tiempos.

El conocimiento de controlar la energía vital corporal todavía representa un gran misterio para el mundo, y lo es incluso en el mundo de las artes marciales. Aunque sabemos cuáles son los llamados estilos de artes marciales suaves, es decir, internos en la actualidad, la práctica única no está completamente explicada.

Lo que sabemos con certeza es el hecho de que, si se enseñan correctamente, esos estilos buscan una gran calma y paciencia en el deportista. Si queremos superar el dominio de la habilidad en ciertos estilos como Nei chi (sistema interno de lucha), Nei gong (energía interior), Noi cun o Noi chung (paciencia en la práctica – camisa de hierro), Dim mak (puño de hierro ), Nei kung o Noi kung (fuerza interior), Qigong o Chi kung (práctica de energía interior), An C’hi (arma oculta), habilidad de palma de hierro o Bak siu lum (habilidad de fuerza de hierro – palma de hierro o camisa de hierro) larga – Se necesita paciencia duradera. Las personas de voluntad más débil, impacientes y aquellas que quieren triunfar sin trabajar o practicar mucho no dominarán esos estilos. Es un poco más fácil superar estilos como Tai Chi Chuan, Bagua quan, Pa qua, Yi guan y Hsing I.

El mayor nivel de dominio de la habilidad de la energía interior se puede encontrar en ejemplos muy raros de maestros que superaron las habilidades y técnicas de la palma de hierro, la camisa de hierro o Noi cun. Noi cun es una habilidad de acumular energía CHI (energía interior) en tal cantidad que el oponente puede ser derribado sin tocarlo realmente. Por increíble que parezca, muchos maestros mayores afirman que existe tal habilidad. Esta habilidad se practica entre un número extremadamente pequeño de personas (maestros) porque muchos no pueden dominarla incluso si la han practicado durante toda su vida.

Cierto conocimiento sobre la energía vital fue utilizado por muchos otros pueblos, de los cuales se pueden mencionar algunos: los nativos americanos solían atacar a sus enemigos temprano en la mañana entre las 3 y las 6 en punto porque conocían la información que decía que nuestra energía vital CHI está en su grado más bajo justo en ese momento. Más adelante en la historia, esa información fue probada por datos científicos. Además, en algunas partes del mundo como Hawai, la base para liderar guerras fue el deseo de conquistar una parte de la tierra que, según ellos, era mejor para la vida, es decir, un área de tierra que tenía más energía positiva. Hoy sabemos con certeza que algunas zonas de la Tierra emiten radiaciones negativas y otras emiten radiaciones positivas y, por tanto, tienen un mejor efecto sobre las plantas, los animales y las personas.

Es menos conocido que en algunas partes del mundo el término energía vital está relacionado con un fenómeno aterrador: el canibalismo. En algunos países y en algunos continentes como Brasil, África y en algunas islas de la Polinesia, existía la costumbre de que el vencedor de una guerra se comiera alguna parte de un órgano (corazón, cerebro, hígado) de su enemigo. La idea era que, al hacerlo, asumiera el control de su energía vital, es decir, su fuerza, coraje, algunos conocimientos o habilidades.

Para comprender mejor la energía vital CHI (QI, KI, KHI), necesitamos saber lo siguiente.

En este seminario encontrarás Qi Gong externo de la mano de Shifu Shi Yan Ming, además de una forma de serpiente y tai chi del estilo de shaolin.

El cuerpo humano emite una cierta cantidad de luz, una luz visible en cantidades extremadamente pequeñas. Tiene su emisión más débil alrededor de las 10 a.m. y su emisión más poderosa alrededor de las 4 p.m. que hoy se puede registrar de varias formas.

Un científico ruso Konstantin Korotkov registró el cuerpo de un atleta antes y durante la meditación profunda. Al mirar la cinta, es claramente visible que ocurrió un aumento significativo del campo energético mientras el hombre estaba en el proceso de meditación profunda.

Esa noción favorece a una gran cantidad de varios maestros de artes marciales que han afirmado durante algún tiempo que la energía vital CHI se puede mejorar, es decir, aumentar mediante una forma específica de práctica.

Aunque en la actualidad existen varios instrumentos para medir el calor humano, la luz, el campo energético, etc. y, en teoría, es posible medir la cantidad de energía CHI de cada cuerpo humano individual, es casi imposible hacerlo en la práctica. Una de las razones es que los científicos necesitan utilizar un instrumento muy preciso y sensible, que es muy caro y busca un tipo especial de conocimiento y formación en su manejo.

Además, la razón es el hecho de que incluso el 70% de la masa no grasa del cuerpo humano se reduce al agua. Esta es exactamente la razón por la que el cuerpo humano es un buen conductor de cualquier tipo de energía. Por lo tanto, es difícil (casi imposible) calcular con precisión la cantidad de energía que tiene el entorno en el que se coloca un cuerpo, la cantidad de energía que el cuerpo recibe y conduce de ese entorno y la cantidad misma de energía CHI de cada cuerpo individual. .

Varias bioenergéticas, así como algunos maestros de artes marciales, emiten la energía CHI de su cuerpo a otro cuerpo a través de ciertas ondas y radiaciones electromagnéticas.

Para tener éxito en esa noción, se deben cumplir algunas de las condiciones. Por ejemplo, necesitan tener paz para una concentración total; si están afuera, no debe hacer mucho viento ni demasiado frío, etc.

Debido a eso, es extremadamente difícil realizar la habilidad Noi cun de acumular energía CHI (energía interna) en una cantidad tal que derribaría al oponente sin realmente tocarlo. De todos modos, no es imposible.

Así es como podemos entender mejor la energía humana interna CHI (QI, KI, KHI) y utilizarla en la práctica de artes marciales.

#qigong #artesmarciales #energíainterior

Mediante un cuerpo calmado la energía se podrá generar y controlar para eso debemos encontrar lugares conde nos guíen adecuadamente, visita la siguiente página para conocer nuestros horarios y sedes en la CDMX y Toluca:

Fuente: https://blackbeltmag.com/chi-energy/life-energy